domingo, 2 de diciembre de 2018

RUINAS DE MOLINOS EN HERRERÍAS V. MOLINO DE LA CALCERA


Se conoce con este nombre al molino que se sitúa al borde del calce que conducía el agua al conjunto de la ferrería-molino de Cades. Esta ruina se sitúa a unos cien metros antes de la balsa que acumula el agua para mover los mecanismos de aquellos ingenios.

Vista del molino. Abajo la riega
Este molino es un poco extraño. Se sitúa al borde de una riega que conduce muy poca agua. Lo hace solo cuando llueve y por unos pocos días.


Presa que desviaba el agua a la ferrería y los molinos. Demolida hace unos años
Tiene una superficie de unos 25 m2 y su puerta se orienta hacia el norte, mientras su cara sur permanece encajonada en una especie de terraplén. Se supone que por el oeste entrarían las aguas para desalojarlas por el este.

Puerta de acceso en la fachada norte
Lo extraño de este molino en su configuración actual. El molino no tiene balsa de acumulación de agua, por tanto, el agua entraría directamente desde la riega y posteriormente desde el calce de la ferrería, donde se nota que tenía un acceso actualmente taponado.

Entrada del agua desde el calce de la ferrería taponada. Vista desde la balsa
Arquitectónicamente, tanto en su lado este como en el oeste dispone de arco de evacuación de las aguas, cuando un molino convencional únicamente lo tiene en un único lado. De ahí la extrañeza de la configuración este molino.

Arcos de salida del agua en fachadas oeste y este.
Al no disponer de balsa desconocemos como se conducía el agua hacia los rodetes. Nunca he visto un molino con esta arquitectura y tampoco los vecinos me han sabido explicarlo.

Posible balsa en la fachada oeste
Lo que si se sabe es que es posterior al que se ubica junto a la ferrería, ya que este último aparecía citado en el Catastro del Marques de la Ensenada.

LOCALIZACIÓN:
                           43º 18´ 15,03´´ N
                             4º 27´ 55,26´´ O

Fachada este para el desalojo del agua. A la derecha la riega
NOTA: En Cantabria existieron molinos de regato, es decir molinos que funcionaban con las aguas recogidas en una riega, mientras lloviese. Una explicación plausible puede ser que, una vez dejado de funcionar como molino, se abriese el arco de evacuación de aguas en su cara oeste, para servir de aliviadero del calce del conjunto ferrería-molino de más adelante.


No hay comentarios:

Publicar un comentario