domingo, 3 de febrero de 2019

LA CARRADA DEL CARBÓN DE LA FERRERÍA DE CADES


Las necesidades de carbón vegetal en una ferrería eran muy elevadas. Se calcula que para obtener un kilo de hierro era necesario dos kilos de vena mineral y unos cinco kilos de carbón. Visitando la ferrería de Cades y observando los volúmenes de sus carboneras, ya nos ofrece una pista de las necesidades de carbón que se necesitaban para reducir el mineral de hierro.

Para fabricar carbón vegetal, la técnica tradicional consistía en apilar diversos trozos de madera dispuestos en forma troncocónica cubriéndolo, a continuación, con una capa de tierra. Generalmente se realizaba una abertura central y otras más pequeñas en los laterales que permitían la entrada del aire de manera controlada. Al prender el interior de la carbonera, la falta de oxígeno posibilitaba que la madera se redujera y se transformara en carbón. De esta manera el poder calorífico de éste carbón era muy superior al de la madera original. El proceso de cocción duraba varios días.

A la hora de decidir la instalación de una ferrería, dos elementos eran esenciales; de un lado, recurso hídrico abundante para mover los mecanismos y, del otro, masa forestal copiosa para facilitar las labores de carboneo. Así que la ferrería de Cades empezaría carboneando los recursos forestales próximos a ella para, según se iban agotando, irlos a buscar cada vez más lejos. De ahí surge la carrada o camino del carbón.

Interpretación del carrada del carbón

Hemos localizado este camino a través de los mapas del catastro de la riqueza rústica de Herrerías.  Se inicia en los límites de Casamaría con Merodio, es decir de Cantabria con Asturias, conocido como Pozobal, contracción de pozo lobal o pozo para cazar lobos.  Lógicamente el camino se adentraba en Asturias, lo que ocurre es que no disponemos de los mapas comprobatorios.

En rojo la carrada del carbón desde Pozobal
El siguiente mapa observamos que el camino pasa cerca de la Rebollada y de las canales del Tanago y de la Maleza. El siguiente pasa por la zona de las Coplas, para adentrarse en el Cotero de la Goza y el cuarto pasa junto a los Valles, la Acebal y el Callejo, para bordear el casco urbano de Otero y descender hasta Cades por el camino Cuesta de la Sierra.

En rojo continuidad de la carrada




En rojo, otro tramo de la carrada

La distancia de Pozobal hasta la ferrería podría alcanzar lo seis kilómetros.