jueves, 14 de julio de 2016

LA UCHUVA EN CADES

La uchuva -Physalis peruviana L.- pertenece a la familia de las Solanáceas y al género Physalis. Cuenta con un buen numero de  variedades que se encuentran en estado silvestre y que se caracterizan porque sus frutos están encerrados dentro de un capacho.


Es originaria de los Andes sudamericanos, es la especie más conocida de este género y se caracteriza por tener unos frutos azucarados y buenos contenidos de vitaminas A y C, además de hierro y fósforo.

Frutos de la uchuva
Se cultiva en países tropicales, subtropicales  e incluso templados, siendo los primeros productores Colombia y Sudáfrica. También lo hacen de manera significativa en Ecuador, Perú, Bolivia y México.

La uchuva es una planta arbustiva o herbácea, mide generalmente de 1 a 1.5 metros de altura. Presenta un crecimiento indeterminado, es perenne y fuertemente ramificada desde la base.   Para su óptimo desarrollo y excelente productividad necesita de un soporte.

Habiendo degustado sus frutos, hace unos 6 años trajimos unas semillas de Colombia. Habíamos observado que su rango de altitudes para su plantación en ese país, oscilaba entre los 1.800 y los 3.000 metros. Esa oscilación de altitudes se puede considerar templadas allí y muy similares al clima de la franja intermedia de Cantabria.

Así que las sembramos en Cades en un rectángulo de 4x4 metros y fue tal su vigor vegetativo que se volvió una planta invasora. Durante algunos años recogimos bastantes uchuvas que comíamos en fresco y también hacíamos mermeladas para acompañar platos fríos de carne, en verano. También aprovechamos para regalar plantones  a familiares, amigos y vecinos.

Aunque en invierno las heladas quemaban la parte aérea de la planta, con la llegada de la primavera volvían a crecer desde la raíz.

A nuestra vuelta de Bogotá en esta primavera y después de dos años de haber estado abandonadas, hemos plantado ya de forma más ordenada una veintena de plantas en tres filas, en formación de palmeta, para aumentar su producción. Observamos como las plantas se desarrollan sin problemas y aparecen ya los primeros frutos.

A la izquierda planta de uchuva con frutos, a la derecha formación en palmeta con varias plantas
Al igual que hace 6 años introdujimos la uchuva en Cades, también  hemos traído semillas de frutales andinos, que por sus condiciones climáticas, son susceptibles de arraigar en Cantabria.
    
Hemos hecho viveros en Cades, con aceptables resultados de germinación, con semillas de Lulo -solanum quitoense-, de  Curubapasiflora L.-, de  Granadillapassiflora ligularis-, de  Maracuyápasiflora edulis- y de  Papayuela –vasconcellea pubescens-. Casi todas estas frutas se degustan en jugos, practica muy habitual en Colombia y casi inexistente en nuestro país.

De arriba a bajo frutos de lulo, curuba, granadilla , maracuyá y papayuela

Nos comprometemos a publicitar los resultados de esta experiencia.

viernes, 8 de julio de 2016

EL MAÍZ SPINATO DE GANDINO

En la pasada semana santa, nuestro amigo Valerio, italiano para más señas, dejó en nuestra casa unas pocas semillas del prestigioso maíz italiano de la variedad  spinato de Gandino. Sabía que regresábamos de Bogotá y que, sin duda, aprovecharíamos el ciclo biológico de este cereal para sembrarlas en Cades.



Así lo hemos hecho. Dejó tan pocas semillas que sólo hemos podido obtener unas 40 plantas sembradas en dos hileras en torno a la huerta familiar.

Plantas de maíz spinato  sembradas en Cades.
Gandino es un municipio italiano perteneciente a la provincia de Bergamo, en el norte de Italia. De una población de unos 6.000 habitantes y a una altitud media de unos 580 metros, le circunda un valle que da nombre y ubicación geográfica al maíz spinato. A través varios cientos de ciclos biológicos han conseguido definir una variedad altamente estimable desde el punto de vista culinario.


El norte de Italia al igual que el norte de España, la llegada del maíz a principios del siglo XVII, fue providencial. Economías de subsistencia vieron en este cereal el remedio contra las hambrunas.


El maíz spinato toma el nombre de la forma del grano. Éste es de color amarillo, de estructura vítrea compacta, de aroma intenso y persistente, sabor dulce y finalizado en pico. Con este maíz los italianos preparan el famoso plato tradicional, denominado polenta.

Tabla de características del maíz spinato de Gandino
Desde hace unos años las instituciones públicas y la sociedad civil bergamesa están recuperando esta variedad para darla valor añadido en preparaciones para el consumo humano. Harinas, panes, bollos, bizcochos, pizzas, galletas, se están elaborando con el maíz spinato. Ver http://www.mais-spinato.com/it/


Cuando en el mes de agosto nos visite Valerio, encontrará las plantas en pleno vigor vegetativo  a la espera de poder recoger unas buenas mazorcas en el mes de octubre. 

lunes, 20 de junio de 2016

LA ENERGÍA EÓLICA PARA PROTEGER EL MAÍZ

En el norte de España la siembra del maíz no forrajero hay que protegerlo de las aves, miruellos, malvises, urracas, gallos de monte, cuervos…. Cuando las plantas son pequeñas las sacan de la tierra con el pico, para comerse el grano desde donde germina. Una forma clásica de combatir estos daños ha sido con los espantapájaros. Muñecos que simulan la presencia del campesino  durante las 24 horas, para que las aves no se posen sobre las tierras sembradas.

Hace años no sabría precisar cuántos observé en el museo etnológico de Ribadavia, en Orense, un artilugio muy ingenioso llamado martabela. En realidad es un espantapájaros que movido por el aire hace funcionar una carraca que, con el ruido producido, espanta a las aves. Tiene las aspas para mover el mecanismo, el dispositivo de la carraca y el timón para captar el viento. Toda ella construida en madera. Me resultó tan atractivo este artilugio que me construí uno en mi casa de Cades, en el 2008.
A la izquierda la martabela del museo. A la derecha, la propia
En las visitas que he realizado a los mercados de Galicia, pero sobre todo en los de Portugal, he visto una especie de martabela metálica que tiene el mismo fin que el de la exposición. Dotada de hélices, cuando el viento las mueve,  hace girar a un eje que a la vez  mueve unas cadenas que golpean sobre una especie de campana. Este ruido de golpeo de las cadenas sobre la campana es la que espanta a las aves. Están dotadas de timón para orientarlas hacia el viento que pondrá en marcha el mecanismo.

En días pasados visitamos a nuestros amigos gallegos Manel e Isabel, en Vigo. Siempre que lo hacemos visitamos algún mercado portugués, ya que nos encantan. Pues bien, en el de Ponte de Lima, decidimos comprar una martabela para proteger nuestros sembrados.  Es de cuatro aspas y el timón es la figura de un gallo pintado. La hemos instalado y desde luego es muy eficaz haciendo ruido. A una pequeña velocidad de viento ya se pone en marcha y además estéticamente en muy bonita. A nuestros vecinos del pueblo les produce mucha curiosidad este artilugio.
A la izquierda detalle de la martabela portuguesa. A la derecha la misma sobre el sembrado
Desde luego el ingenio de los campesinos es asombroso. En este caso, la energía eólica gratuita utilizada para proteger los sembrados de maíz.

sábado, 15 de febrero de 2014

NOS VAMOS

Hemos decidido residir fuera de España por una temporada. Esta es la razón para la suspensión temporal de este blog, que permanecerá cerrado mientras estemos fuera.  
 
Han sido ochenta entradas divulgativas sobre el maíz y la sensación de habernos integrado en una red de amigos, preferentemente  latinoamericanos- mexicanos, peruanos, colombianos…- defensores cada uno en su territorio del maíz nativo.  

Cartel anunciador de la exposición organizada en el Ecomuseo de Cabuérniga


También nos sentimos satisfechos con la elaboración de los Kits de cocina con maíz,  una propuesta para revalorizar el maíz del país, de la zona del Valle del Nansa, donde residíamos. Estos kits posibilitan dar valor añadido al maíz nativo, ya que a través de los mismos se podían confeccionar panes, empanadas y pizzas con harina de maíz.
 
Nuestra estancia en América, la cuna del maíz, nos permitirá seguir aprendiendo sobre esta  gramínea, que sin duda darán origen a nuevas entradas a nuestro regreso. Es el compromiso que asumimos con nuestros seguidores. 
 
Así y todo, Fernando en un nuevo blog contará las experiencias de su estancia en Bogotá, en el resto de Colombia y en la región.
 
El enlace para los interesados es: 
 
 
 

domingo, 26 de enero de 2014

EDUCACIÓN, CASTIGOS Y DIETA ALIMENTICIA DE LOS NIÑOS Y NIÑAS DE LOS ANTIGUOS MEXICAS


El Códice Mendocino o Mendoza recibe su nombre debido a que fue el virrey de la Nueva España,  Antonio de Mendoza, que desempeñó su cargo de 1535 a 1550, quien lo mando hacer con el fin de enviar a Carlos V, informes sobre los antiguos mexicanos.
Confeccionado después de la conquista las figuras tienen el carácter de los jeroglíficos antiguos. Para esta entrada nos vamos a centrar en la parte etnográfica del mismo, centrados en las láminas 59 y 60 que tratan sobre educación, alimentación,  enseñanzas y castigos de los jóvenes.


Lámina 59 del Códice Mendocino


La lámina se divide en cuatro partes identificadas. En la primera se narra las tareas desempeñadas por los niños de 7 años. En el caso del varón se le instruye en el manejo de los instrumentos para la pesca en el medio lacustre como el de Tenochtitlán. En la parte de la niña se advierte que ha desarrollado cierta destreza en el hilado con el huso. La alimentación para ambos sexos, tal como recoge la pintura, lo constituye una tortilla y media.
En la parte segunda y tercera  se reflejan los apercibimientos y los castigos proporcionados a los chicos en caso de desobediencia. A la edad de 8 años  el padre reprende a su hijo y le castiga clavándole en el cuerpo púas de maguey, lo mismo que a la chica que es advertida por su madre. Al chico se las clavan por el cuerpo, mientras a la chica lo hacen en las manos.
La parte cuarta y última de la lámina representa un castigo más severo. En el caso del varón el castigo corporal se acentúa con la desnudez como una manera de vejación. En el caso de la muchacha ha sido amarrada ambas manos, al tiempo que la mano derecha blande un palo a punto de caer sobre el cuerpo de la niña. Simbolizan los castigos por falta de pericia en las tareas de aprendizaje que se les asigna. La alimentación a los 8, 9 y 10 años sigue siendo una tortilla y media.
 
Lámina 60 del Códice Mendocino



La lámina 60 se divide también en cuatro  partes reflejando los  castigos y las enseñanzas propias para las edades de los   11, 12, 13 y 14 años.


En la primera parte se observan los castigos proporcionados a los chicos y chicas de 11 años.  En el caso del varón, el padre le sostiene con la mano derecha para colocar su cabeza a la altura del humo, provocado por la combustión de chiles, mientras que para la mujer con un gesto poco benevolente, con ambas manos empuja el cuerpo de su hija hacia el humo.


La parte segunda correspondiente a la edad de 12 años,  el varón recibe un castigo consistente en desnudar  su cuerpo y colocarlo sobre tierra húmeda durante un día. La madre por su parte obliga a su hija a barrer durante toda la noche, como una manera de recordarle sus deberes.

La parte tercera en vez de castigos  reflejan las actividades y oficios en el que son instruidos. Vemos que a partir de los 13 años la alimentación se incrementa a dos tortillas. A los trece años el muchacho se encarga de acarrear juncia sobre sus espaldas o de trasportarla en canoa. Este material se empleaba para el acondicionamiento de los hogares.La muchacha se le entrena en el arte de desgranar el maíz, procesarlo, molerlo en el metate y convertirlo  en tortillas, en el comal.  En esta imagen están representados todos los utensilios necesarios: metate, comal, olla contenedora y  el molcajete.


La última parte representa a un chaval de 14 años en acción de pesca con la fisga y el redeño,  mientras que a la chica se la adiestra en el manejo del telar de cintura. La  dieta sigue siendo la misma.



Fragmento de la lámina 60
De la lectura de estas láminas podemos advertir la importancia vital que tenía el maíz en la alimentación de los mexicas y como los utensilios para su manipulación- metate, comal, molcajete- han llegado hasta nuestros días. 

viernes, 17 de enero de 2014

A PROPÓSITO DEL AÑO DE LA AGRICULTURA FAMILIAR Y LAS LUCHAS CAMPESINAS

La Organización de Naciones Unidas ha declarado el año 2014 como el  Año Internacional de la Agricultura Familiar. Esta declaración tiene como objetivo aumentar la visibilidad de la agricultura familiar y la agricultura a pequeña escala al centrar la atención mundial sobre su importante papel en la lucha por la erradicación del hambre y la pobreza, la seguridad alimentaria y la nutrición, para mejorar los medios de vida, la gestión de los recursos naturales, la protección del medio ambiente y lograr el desarrollo sostenible, en particular en zonas rurales

 

Para nadie avezado en estos temas,  se nos debe de escapar las carencias que la denominada agricultura industrial tiene sobre las poblaciones rurales más desfavorecidas que, por otra parte, son la mayoría de los campesinos del mundo, sobre la alimentación humana,  el medio ambiente, el desarrollo sostenible y sobre la custodia y gestión de los recursos naturales.  Se puede decir que desde el punto de vista social la agricultura familiar  gana por goleada a la industrial.


En el mundo hay millones de campesinos organizados en sociedades civiles defendiendo el  modelo agrícola familiar, es decir, los sistemas agrícolas tradicionales, la  protección y  custodia de las semillas nativas, la soberanía alimentaria, la oposición a los cultivos   transgénicos  y  a las multinacionales que intentan controlar las semillas.

Un ejemplo de lo que decimos lo constituye con carácter general la sociedad rural mexicana. Da la sensación, visto desde este lado del mundo, que están constantemente movilizados en defensa de sus productos nativos. No debemos olvidar que México es un centro origen, de algunos productos muy importantes en la alimentación humana: tomate,  frijol, los chiles, el maíz, el cacao,  el aguacate, la calabaza…. Además debe luchar contra su poderoso vecino del norte que,  junto a la oligarquía local, está intentando imponer sus intereses de la agricultura industrial.
Hemos traído aquí algunas muestras de las convocatorias,  jornadas de lucha y fiestas reivindicativas, a través de los carteles convocantes,  con unos diseños muy atractivos. Es la iconografía de las reivindicaciones de los campesinos mexicanos. La defensa del maíz nativo ocupa una buena parte de las convocatorias.

 
 
 
                                 


 

    
 
 


 
 
 
 
 
Composición elaborada con granos de  maíz en el zócalo de México D.F.
 
 
Compartimos esta entrada con numerosas Web y muros de Facebook mexicanos, de donde hemos extraído las imágenes. 

domingo, 12 de enero de 2014

¿ SE PUEDE MEJORAR EL MARCO DE PLANTACIÓN DEL MAÍZ ?

Tanto en la agricultura tradicional como en la industrial está comúnmente aceptado que en una hectárea pueden entrar 80.000 plantas, con marcos de plantación de 70 centímetros entre hileras y 15 centímetros entre plantas.
 
Estos ratios han sido ampliamente estudiados para que la competencia entre plantas sea la  adecuada tanto en la competencia por la luz solar,  como en su sistema radicular. En el  sistema  radicular  cuando una raíz de maíz toca a la de otra planta, esta deja de crecer.
Esquema de plantación convencional

Querer mejorar el rendimiento de las plantaciones en base a alojar un mayor número de plantas  por unidad de terreno, no debe sorprendernos  dada la importancia que está obteniendo el maíz en los últimos años, donde ha pasado a  ser el primer  cereal cultivado a  nivel mundial. Tampoco es casual que los primeros productores mundiales sean EE.UU y China, por este orden. Al aumentar las producciones, se suben las densidades  y ello influye de manera negativa en la competencia entre plantas

Estudios estadounidenses y argentinos han desarrollado un sistema de plantación denominado Twin Rows o líneas gemelas afirmando  que un sistema convencional tal como le conocemos  sólo explora un 14% del terreno,  mientras que la siembra en líneas gemelas aprovecha hasta un 45% del mismo.

Este sistema de plantación de Twin Rows, se basa en el concepto de un mejor aprovechamiento de los espacios por las plantas, tanto de superficie foliar como en la radicular. Este nuevo sistema de siembra  intenta que ese espacio entre plantas sea mayor y  que, por tanto,  la competencia entre ellas sea menor.

Este sistema se basa en una especie de plantación al tresbolillo lo que permite un mayor sistema radicular y también un mejor aprovechamiento de la luz, mejorando la competencia con las malas hierbas, ya que sombrea más el suelo. También ayuda a prevenir perdidas de agua por evaporación directa.



Esquema de plantación Twin rows
 
Disposición de las plantas en Twin rows
Twin rows mejora la estabilidad  y la resistencia de cada planta de maíz, ya que aumenta hasta un 6% el diámetro del tallo, lo que reduce el acamado de las plantas.

Al parecer,  por estudios llevados a cabo,   con este sistema de plantación se podría llegar a 100.000 plantas por hectárea con evidentes mayores rendimientos que con el sistema convencional.

Por último la siembra no exige un cambio radical de maquinaria. Ligeros cambios en la sembradora permitirían lograr la disposición de las semillas en tresbolillo. En la agricultura industrial tampoco tendría problemas para la recogida de las mazorcas y para la aplicación de herbicidas e insecticidas si fuese necesario.