martes, 26 de julio de 2022

ALGO DE HISTORIA DE LOS CABLES DE TELECOMUNICACIONES

 

 A nuestro amigo José M. Huetos,

que se ganó la vida trabajando en

Telefónica y que ahora disfruta de ella

 

Hace setenta años los cables de telecomunicaciones, aquellos que nos permitían establecer una conversación entre dos puntos muy alejados, no tienen nada que ver con los actuales. 

Empezando por los hilos conductores de cobre que se aislaban con pulpa de madera o con papel y su cubierta exterior era de plomo. Todavía no se habían inventado los polietilenos como material aislante de los mismos y las cubiertas metálico plásticas; la combinación de capas de aluminio y/o acero recubierto de una capa final de PVC.

Recubriendo de plomo un nucleo telefónico (1)

La fragilidad de aquellos aislantes propiciaba el fenómeno conocido como diafonía. Se trataba de la perturbación electromagnética producida en un canal de comunicación por el acoplamiento de este con otro u otros vecinos. ¿Quién no recuerda los ruidos muy intensos escuchados en algunas conversaciones telefónicas e incluso el acoplamiento de otras conversaciones que tenían lugar en circuitos próximos al nuestro ¿ Estas perturbaciones se producían con más intensidad en los días lluviosos porque la humedad hacía descender la resistencia del aislamiento y facilitarlas. 

En teoría los cables con cubierta de plomo eran estancos. Además, desde las centrales telefónicas eran presurizados, es decir, por medio de unos comprensores se les insuflaba aire que permanecía estanco dentro del cable. 

Unos manómetros situados igualmente en las centrales median la presión del aire dentro del cable. Los operadores de las centrales tenían entre sus múltiples funciones la de controlar esos manómetros. En caso de descenso de la presión alertaba de alguna anomalía en el cable, incluida su rotura.

Manómetros de una C.T. para medir la presion de los cables. Imagen de la Fundación Telefónica

En el 2018, decidí donar algunas fotografías de la antigua fábrica de cables de Standard Eléctrica, S.A. y algunas muestras de cables, de mi paso por esta empresa, al Centro de Interpretación de la Industria en Cantabria, situado en los Corrales de Buelna.


(1)  En la fotografía se observan tres prensas. El núcleo del cable se encuentra en una habitación anterior. Un horno junto la prensa va fundiendo los lingotes de plomo, que se observan correctamente en la segunda prensa sobre una mesa metálica. La prensa extruye el plomo derretido sobre el núcleo telefónico, el cable pasa por una especie de piscina con agua para su enfriamiento mientras, el operario que está sentado, con la mano derecha incorpora las vueltas correctamente sobre la bobina de madera y con la izquierda y sobre su hombro dispone del mando para dar más o menos velocidad al cabrestante de tiro de la bobina de madera

viernes, 8 de julio de 2022

CELEBRACIÓN DEL QUINCE ANIVERSARIO DE LA APERTURA DE LA FERRERÍA DE CADES

Ayer asistimos a la celebración de quinceavo aniversario de la ferrería de Cades. El acto convocado por Secundino Caso, presidente del Grupo de Acción Local Saja-Nansa, entidad administradora del recurso, estuvo presidido por el vicepresidente del Gobierno de Cantabria, Pablo Zuluaga, el presidente convocante y el alcalde de Herrerías.

El publico asistente fueron los alcaldes organizados en el Grupo de Acción local, concejales de Herrerías, medios de comunicación y responsables de organizaciones civiles del territorio Saja-Nansa.

Intervenciones de la Presidencia

Después de los discursos de Secundino Caso y de Pablo Zuluaga se giró una visita al molino y a la ferrería, divididos en dos grupos donde las profesionales al frente del recurso nos hicieron una visita agradable y didáctica, como es habitual en ellas. El acto finalizó con un vino español en el hotel La Casona del Nansa de Puente Arrudo.

Un momento de la demostración. Foto de Raúl Lucio

Esta celebración tenía por objeto, aparte de su componente festivo, buscar un apoyo más decidido del gobierno de Cantabria, a la vez que los alcaldes asociados en el grupo de Acción Local sean capaces convertirse en agentes divulgadores de este importante recurso, único en Cantabria.

viernes, 1 de julio de 2022

ISIDORO SÁNCHEZ, IN MEMÓRIAM

 

El pasado miércoles despedimos a Isidoro Sánchez. Fue una expresión de dolor de la mayor parte de los vecinos que quisieron despedirle y acompañar a su familia.

Isidoro era un buen hombre y un buen padre de familia. Su faceta artística ya la hemos descrito en algunas entradas de este mismo blog. Reconocer que un hombre que no ha estudiado dibujo sea capaz de elaborar los volúmenes de sus tallas con tanta perfección, no debe ser tarea fácil.

Que haya pasado miles de horas resguardado por el contrafuerte de su casa, de los vientos del norte, dando forma a la madera, nos habla bien de un hombre peculiar, que ha tenido el apoyo de su familia, para desarrollar ese hobby. O observar la fachada de su casa repleta de útiles e instrumentos antiguos colgados en un desorden armonioso, parece más la casa de un genio que la de un campesino. En ello ha tenido mucho que ver el apoyo de Marta, su mujer.

Isidoro en su rincón 

En esa fachada también cuelga una piedra que le entregamos y que tuvo el honor de instalar. Se trataba de una piedra labrada, correspondiente a un homenaje fallido que no pudimos realizar. La piedra labrada contiene un diseño nuestro, de Alix M. Sánchez, recogiendo la rueda de un antiguo carro chillón y las viejas herramientas entrecruzadas, con las que se trabajaba la madera. Tanto la piedra como el labrado de la misma se realizó en Colombia, desde donde la trajimos.

La piedra del homenaje

El mismo día de la despedida escribimos un pequeño recordatorio en nuestro blog. Nos ha sorprendido que el mismo haya sido compartido más de cuarenta veces y haya sido leído por más de 1.700 personas, más de tres veces la población actual de Herrerías. Jamás una entrada en nuestro blog había tenido semejante audiencia, lo que prueba lo querido que era y es la familia Sánchez-Dosal.

Le echaremos mucho de menos a Isidoro, pero lo que ahora toca es arropar a la familia.


miércoles, 29 de junio de 2022

HA FALLECIDO ISIDORO SÁNCHEZ

 

Isidoro Sánchez nuestro vecino de Cades nos ha dejado prematuramente. Era un hombre sencillo y austero que tuvimos la suerte de conocer y de disfrutar de su amistad.

Había nacido en Cades donde vivió la mayor parte de su vida. El resto lo hizo en Torrelavega donde trabajó en el sector de la construcción. Una incapacidad laboral le acerca de nuevo a Cades, donde residiría definitivamente.

Isidoro tallando la madera

Desde su vuelta al pueblo dedica la mayor parte de su tiempo a la actividad talladora de la madera, reproduciendo en miniaturas, útiles, herramientas, medios de transporte, formas de trabajo, actividades agrarias, arquitecturas, vestimentas y formas de vida de la actividad campesina del bajo Nansa, desconocidas por las poblaciones urbanas de las ciudades e incluso entre los más jóvenes del medio rural.

Isidoro nos deja un legado que no somos capaces de valorar bien. La contemplación de su obra es un ejercicio de memoria que nos devuelve el conocimiento de cómo éramos hace más de cincuenta años, necesario para saber de dónde venimos.

En el 2020 intentamos hacerle un homenaje–exposición donde los vecinos serían los protagonistas.  La COVID19 inicialmente y la actitud de la mayoría de la Corporación Municipal después, impidieron el merecido homenaje. Lo que si alcanzamos fue a preparar una sencilla publicación sobre su obra que repartimos por el pueblo y vecinos del municipio y a entregarle una placa grabada en piedra, que tiene colgada en la fachada de su casa.


Portada del cuadernillo sobre la obra de Isidoro

Consternados aún por la noticia habíamos estado con él hace unos 10 días hablando de su recuperación– queremos en estos momentos dolorosos estar junto a  Marta, su viuda y con sus hijos Eva y Rubén.

martes, 10 de mayo de 2022

EL DESGRANADO MANUAL DEL MAÍZ EN MÉXICO, EN EL CINE

 

Ayer, dentro de la programación de Días de Cine Clásico de TV2, nos ofrecieron una vez más la excelente película: Los 7 magníficos, que hemos visto unas cuantas veces.

En la parte final aparecen unas campesinas mexicanas desgranado maíz con unas oloteras. La olotera es un bonito y estético utensilio que se utiliza en México para desgranar manualmente el maíz. Prácticamente todos los campesinos que siembran maíz para su autoconsumo disponen de la misma para el desgranado de las mazorcas. Suelen tenerlas colgadas en las cocinas.

El utensilio está formado por un conjunto de garojos a cada lado formando un círculo regular de unos 50 o 60 centímetros de diámetro, para lo cual se cortan a la misma medida, aproximadamente de 12 centímetros, que se sujetan con alambres, pletinas metálicas, cuerdas, aros de madera o cañas trenzadas.

              Los 7 magníficos: desgranado maíz con las oloteras 
   

Para desgranar el maíz se coge la panoja bien seca con una mano y se restriega con fuerza sobre la superficie de la olotera, hasta que en varias pasadas queda la mazorca totalmente desgranada.













                                                                                 Oloteras de nuestra casa

Las conocimos en nuestros viajes a México. Las vimos en casas, museos y en restaurantes, como elementos decorativos. Nosotros hemos elaborado algunos ejemplares de distintos diámetros, que actualmente adornan nuestra casa de Cades.



sábado, 7 de mayo de 2022

EL PUESTO DE OBSERVACIÓN Y VIGILANCIA DE LA GUARDIA CIVIL, EN LA PEÑA SANCHO

 

Esta entrada nos la ha sugerido otra titulada: De Cerraos, Ferias y Tabernas, publicada en el blog https://herreriasenlamemoria.blogspot.com/ y escrita por Luisa Barrio Acebo, vecina de Cabanzón.

Esta señora, a la que hemos tenido el gusto de conocer, explica algunas vicisitudes de cuando era pequeña y en concreto que siendo hija del que regentaba la taberna de Cabanzón, se encargaba de llevar la comida a la guardia civil cuando estaban acampados en el Prao de Ribota.

He querido revisar mis archivos y que la propia Luisa nos diese más detalles. Sobre lo segundo nos explica que eran 3 o 4 guardias, que disponían de una especie de cabaña construida con varas de avellano y cubierta de ramajes para resguardarse, que su ubicación era en el alto de la Peña Sancho, que ella llama Prao de Ribota, que es un observatorio muy importante y que uno de ellos que debía tener hijos de la edad de Luisa, se lo recordaba cuando la veía y que esto ocurrió sobre el año 1956. Con esta información he visitado la zona, siguiendo las recomendaciones de la autora. Además, este puesto de observación y vigilancia era compatible con el cuartel que había en Cades y su desempeño consistía en dar de baja a los maquis que se movían por la zona.


  Ubicación del puesto de Vigilancia en la Peña Sancho. Croquis original de la G.C.

Sobre este tema hemos escrito un par de entradas en nuestro blog: El cuartel de la Guardia civil de Cades y Peña Sancho en Cabanzón, un lugar estratégico, publicadas en octubre del 2018 y mayo del 2019, respectivamente. Efectivamente el croquis de la segunda entrada, recoge la existencia de ese puesto de Observación y Vigilancia, representado por una X.

Vista desde el mirador de Peña Sancho. A la izquierda la CA-842, a la derecha la CA -855 , en medio el rio

En definitiva, Luisa nos ha puesto sobre la pista de algo que desconocíamos.  Si los maquis habían elegido las cuevas de la Peña Sancho como lugar estratégico para pasar los inviernos: orientadas al sur, cerca del rio, con visión abierta a varias carreteras, la Guardia Civil independientemente de que supieran si los maquis estaban debajo o no, habían elegido ese mismo lugar estratégico por la visibilidad que el puesto ofrecía.

Guardia civil retratada con la familia Teja en la venta del Vallejo. Posiblemente a algunos de estos guardias les llevaría Luisa la comida    

Para finalizar queremos felicitar a Luisa y a ese grupo de mujeres que mantienen el blog ya que,  la lectura de sus entradas, nos ayuda a entender como era la vida en Herrerías a mitad del siglo pasado.


POSDATA

- Las imágenes del croquis y la de la G.C. en la Venta del Vallejo, pertenecen a Antonio Brevers, publicadas en su obra titulada: Juanín y Bedoya, los últimos guerrilleros

- La casa de los Teja y el edificio de la Venta, eran los inmuebles más cercanos al puesto de observación y vigilancia

jueves, 28 de abril de 2022

UN BUEN ALCALDE DE HERRERÍAS, QUE RESIDIÓ EN OTERO

 

El periódico quincenal editado en Panes entre 1902 y 1936, El Eco de los Valles, publicaba en su número 442 del 20 de abril de 1912, la muerte de Primitivo González Fernández, residente en Otero.

¿Quién era este hombre para que una revista publicase una extensa reseña sobre su vida? Pues ni más ni menos que el alcalde de Herrerías durante cuatro legislaturas, entre 1894 y 1908.

La reseña publica que: era un demócrata impenitente, figura de la extrema izquierda de los liberales de Herrerías, que con aquel grupo de animosos correligionarios contribuyó a la reorganización de los liberales en el comité que presidió el inolvidable Sr. Palacios; patrocinó la creación de las escuelas de Casamaría y Camijanes, que tanta oposición encontraban ….  En fin, un hombre de izquierdas que, conociendo el conservadurismo congénito de las poblaciones rurales, debía tener buen predicamento para que los vecinos lo eligiesen las cuatro legislaturas.

Todavía en Otero se conserva la casa de Primitivo. Es una bonita casa amenazada de ruina, situada en el extremo este del pueblo y contigua a la de Carlos Fernández.

Vista lateral de la fachada principal de la casa 

Su fachada construida enteramente en sillería, alberga un balcón central dotado de barandilla de forja artística y dos terrazas laterales, también protegidas con forja. Además dispone de bonitos detalles como ornamentos florales y rosetones en piedra, incluidas las iniciales del propietario sobre el dintel del balcón principal  y el año de la construcción, 1891, sobre en el de la terraza derecha.  

Otro bonito detalle es el alero llamado de tejaroz consistente en seis hileras de tejas encastradas en el muro dispuestas de abajo a arriba en vuelo progresivo, hasta llegar a la hilada de tejas propiamente dichas, que sobresale por encima de las primeras.


Detalles constructivos de la fachada y del alero

Primitivo tuvo dos hijos; Ramón y Bernardo y una hija, Esperanza que, aunque fallecida hace unos cuarenta años, mantuvo la casa de sus padres desde Madrid, donde residió los últimos años. La  esposa de Primitivo era Maximina Suárez.

Finalmente, el Eco de los Valles del 10 de mayo de 1912, recogía la siguiente reseña: el día dos del mes actual se celebraron en la iglesia parroquial de Cades los funerales por el eterno descanso de don Primitivo González y con tal motivo se vio un acto muy concurrido.

Presidieron las autoridades locales (ayuntamiento y juzgado en pleno) y varios parientes del finado; asistiendo numerosísimas personas de Herrerías, Santander, Lamasón, Rionansa y Peñamellera Baja. Descanse en paz el señor González Fernández.


RESEÑAS

-      -  El Eco de los valles no 442 del 20 de abril de 1912

-      -  El Eco de los valles no 444 del 10 de mayo de 1912