viernes, 24 de agosto de 2012

EL MAÍZ EN LA SEGURIDAD ALIMENTARIA DE LOS INCAS


El imperio Inca fue el mayor imperio americano conocido. Sus límites llegaban desde el sur de la actual Colombia, hasta el norte de la actual Argentina/Chile. Funcionó entre 1438 y 1533 siendo destruido por los españoles.
 
Una de las características más acentuadas de esta civilización era el desarrollo de las tecnologías aplicadas a la agricultura. Fueron maestros en desarrollar la agricultura en los diferentes pisos térmicos que oscilaban entre los 1.200 y los 4.000 m.s.n.m. Para intensificar la producción agrícola construyeron andenerías para poder aprovechar el terreno vertical de los escarpados Andes y unos complejos sistemas hidráulicos que permitieron abastecer de agua  a las laderas.
 
El maíz junto a la papa- patata- eran los productos esenciales que garantizaban la seguridad alimentaria de los ciudadanos del imperio. El maíz se plantaba en el piso térmico denominado quechua, que oscilaba  entre los 2.500 a los 3.500 m.s.n.m.
 
El manuscrito titulado “Nueva Corónica y Buen Gobierno” de Felipe Guamán Poma de Ayala, escrito a finales del siglo XV y remitido al rey de España Felipe III, nos ha permitido conocer las costumbres incas y su calendario agrícola. Reproducimos algunos de los dibujos del manuscrito.
 
Septiembre                            Enero                                Mayo         
 
En septiembre se siembra el maíz abriendo el terreno con el arado de pie llamado chaquitaclla, en enero se sallan las plantas  con unas azadas llamadas chiras. Por último el corte, recogida y apilado del maíz para el secado de las panojas, se realiza en el mes de mayo.
 
En el 2010 hicimos una publicación gratuita sobre el calendario agrícola de los Incas. Aparte del calendario, la publicación tenía un apartado sobre herramientas agrícolas y sendos apartados sobre el mundo de la papa y otros tubérculos andinos y el maíz.
 
Todavía disponemos de algunos ejemplares. Si alguien desea algún ejemplar con mucho gusto se lo remitimos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada